Armarios Granada

Vestidores

Vestidores: un espacio para el descanso, para la inspiración

¿Sabías que muchas mujeres prefieren un vestidor donde puedan sentirse reinas? Las estrellas de hollywood no son las únicas que pueden tener un cuarto de ensueño. La magia de la tecnología nos da la posibilidad de transformar un espacio libre en un sitio espectacular.

Solo necesitas imaginación, creatividad y estilo propio para tener un lugar para mimarse. Los vestuarios se consideran espacios para darse gustos exóticos en la intimidad. Entonces, ¿te gustaría una habitación entera para prepararte? ¿te atreves a crear un espacio para mimarte?

No solo pienses en la ropa ubicada de forma amplia, eso lo logras con un armario. Un vestuario da la capacidad para colocar una vitrina para los accesorios, un armario de pared para bolso, sombreros y zapatos, incluso incorporar sillas cómodas y una mesa de centro para el maquillaje o perfumes. Por supuesto, espejos -muchos espejos. Un vestuario es un lugar para el descanso, para la inspiración.  ¿Qué te parece un vestidor tipo discoteca?

Vestidor en forma de U: es muy bueno para hacer divisiones. Si eres una persona que tiene mucha ropa, podrías organizarla fácilmente. Por ejemplo, puedes crear armarios que vayan del suelo al techo y arriba colocar la ropa que no usas a diario. Complementa el espacio con espejos, tocador, butacas y un maniquí como elemento decorativo.

Vestidores de estilo rústico: la madera – wengué, cerezo, roble,  acacia, entre otras- es perfecta para cualquier tipo de decoración y estilo. Además, da un toque moderno a las habitaciones. ¿Qué te parece una variedad de armarios, muebles y cajones tipo retro? Juega con elementos como lámparas de mesa pequeñas para una iluminación agradable, un tocador tradicional, con un espejo retro plegable de estilo vintage y sillas estampadas más oscura para un estilo campestre.

Vestidores minimalistas: para un estilo más organizado, duradero, con un ambiente tranquilo y acogedor. Decorado con los colores cálidos y  materiales delicados para suavizar el ambiente. Con este estilo puedes darle armonía y personalidad al vestidor. Con cualquier estante abierto, haz que todo se mezcle todo lo que puedas para no distraer la armonía de la habitación. Por ejemplo, apila según el tamaño y el color o utiliza las cajas de almacenamiento correspondientes para contener objetos pequeños.

Vestidores clásicos: es el más común en todos los diseños. Este tipo de estilo es sinónimo de elegancia. Crea una sensación clásica de lujo agregando candelabros de cristal iluminados con luces descendentes -por ejemplo- armarios abiertos, suelo de madera en tonos medios y puertas de armario grises.

Vestidores de estilo ecléctico: son más lúdicos y divertidos. La variedad de colores a usar puede ayudar a crear una habitación personal ruidosa e interesante. Por ejemplo, puertas blancas antiguas con esmalte ámbar y herrajes de bronce frotado con aceite, tapa de vidrio para mostrar el contenido de los cajones de joyería, vitrina con puertas de vidrio para bolsos y zapatos y mucho espacio para colgar la ropa. Además, un área de asientos para imitar la sensación de una tienda departamental de gama alta.